Los proyectos de Ley de ambos temas seguirán en discusión este miércoles en el Senado. Se contemplarán beneficios y la igualdad a las mujeres del país, así como garantías al trabajo en casa. En la Comisión Séptima comenzó el estudio de las iniciativas.

El primero en ser discutido fue el proyecto de Ley que busca que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ponga a la mujer como cabeza de la familia y el hogar, que la figura femenina sea prioridad integral, buscando cerrar la brecha que divide a hombres y mujeres y que hoy ataca profundamente la desigualdad de género.

En la discusión de esta iniciativa, el senador del partido de Centro Democrático, Honorio Henríquez, sostuvo que “en un estudio realizado en año 2017, por la Universidad Jorge Tadeo Lozano, se concluyó que las mujeres asalariadas reciben un 7% menos de ingreso que los hombres”, lo que demuestra que la brecha sigue siendo amplia razón por la cual esta iniciativa podría ser la solución a la defensa de los derechos e igualdad de oportunidades.

La senadora Paloma Valencia, del partido Centro Democrático, participó de la sesión y afirmó que “el proyecto busca que el ICBF, brinde eso, bienestar familiar, y que las familias más vulnerables como las conformadas por madres cabeza de hogar, puedan ser tenidas en cuenta para los programas estales”.

Agregó, además, que la aprobación de este sería una gran bandera del Congreso de la República para darle respuestas y beneficios a las mujeres colombianas.

Es importante tener en cuenta que, según lo discutido, de ser aprobado y sancionado este proyecto, el ICBF se constituiría como la entidad defensora de las mujeres, privilegiando que los recursos que se entregan a las familias, a través de los programas estatales, en los cuales las madres serían las protagonistas.

En el debate de la Comisión también se discutió el proyecto de Ley que regulará el trabajo remoto que muchos colombianos practican hoy a causa de la emergencia sanitaria; en la discusión, el senador por el partido de la U, José Ritter López, indicó que buscar la viabilidad de su aprobación generaría más oportunidades de trabajo, mejor equilibrio entre la vida personal y cuidado laboral, aumento en la eficacia de los procesos.