La  estrategia Manizales Cómo Vamos, reveló que la ciudad ocupa la tercera tasa más alta del país en suicidio.  Los principales medios de transporte son el bus, buseta y colectivo.

Pobreza:

La tasa de incidencia de pobreza monetaria en Manizales A.M. durante el 2018 fue de 11.9%, la menor tasa entre las 23 ciudades principales de Colombia, su indicador fue equivalente a las mitad de la tasa nacional. Es un gran logro para la ciudad. La meta ODS prevista para Colombia en términos de pobreza extrema, Manizales y Villamaría le alcanzaron en 2011.

Salud:

El 91.6% de los manizaleños están afiliados al sistema de salud; las proyecciones del DANE en función del Censo de 2008 revelaron que el número de asegurados que tenía Manizales era menor del que se creía. No se presentó ningún caso de mortalidad materna. Manizales ocupa la tercera tasa más alta del país en suicidio (91.). La tasa de fecundidad adolescente continúa a la baja (24.2)

Educación:

La población en edad escolar era de 62.842 personas según el Censo de 2018. En el 2019 se matricularon en el sistema educativa 52 mil aproximadamente. La cobertura bruta en transición fue del 79.9%

Empleo en Manizales A.M.:

La Tasa general de participación fue de 58.7%, se mantiene la tendencia a la baja desde el 2015 (pese el leve repunte en 2017). La tasa de formalidad de los ocupados fue del 60.27%. Se ocupó la segunda posición en el Índice sintético de calidad del empleo. La tasa de desempleo general fue de 12.0%; la tasa de desempleo para jóvenes entre los 14 y 28 años fue del 19.8%.

Movilidad

El principal medio de transporte fu el bus, buseta o colectivo (48%). El número de viajes en transporte público ha disminuido 18% en los últimos 11 años. Manizales A.M. tiene la 4ª tasa de motorización más alta del país. Se tuvo la tasa de siniestralidad más baja de la última década en Manizales (8.9).

Finanzas

Los ingresos totales llegaron a 598 mil millones en 2019: el 47% fueron recursos del SGP, el 34% recursos propios y el 19% restante fueron ingresos de capital. El gasto de inversión pasó de 84% a 81%, el gasto de funcionamiento pasó del 14% al 17% y el servicio de la deuda pasó del 3% al 2%.