En una reunión del Comité Médico Asesor se decidieron medidas para manejar la situación y evitar un colapso de estos espacios por Covid-19.

Las determinaciones son la reactivación del componente de atención ambulatoria, lo que significa que se dará prioridad a la hospitalización en casa, siempre y cuando la patología así lo permita. Así mismo, y mediante la Circular 731, la Dirección Territorial de Salud de Caldas ordenó suspender las cirugías ambulatorias que requieran la utilización de camas de cuidados críticos.

“Lógicamente no hacen parte de esta supresión las cirugías de urgencias, ni las oncológicas, ni las de trauma. Estas no tienen restricción”, aclaró Carlos Humberto Orozco Téllez, secretario de Salud Pública de Manizales. El Comité decidió también reactivar todas las unidades de atención COVID ubicadas en las puertas de entrada de las unidades de urgencias, es decir, las carpas que están al ingreso de las IPS para que los pacientes sean clasificados en atención COVID o general. Así mismo, se retomaron las camas de hospitalización general para pacientes COVID.

“Buscamos garantizar una hospitalización temprana y generar un giro – cama rápido (evacuación de camas de hospitalización) para que las UCI puedan tener a dónde trasladar a quienes ya han superado la etapa de intubación”, explicó el funcionario.

Las siguientes seis son las IPS que presentan una ocupación de camas UCI superior
al 80%:
Clínica Santillana.
S.E.S. Hospital de Caldas.
Clínica Avidanti.
Clínica Versalles.
Clínica San Marcel.
Hospital General San Isidro.