El Instituto de Medicina Legal en respuesta a un derecho de petición, confirmó que cuatro adolescentes figuran entre los ocho fallecidos en el bombardeo del Ejército colombiano contra la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional, el 16 de septiembre en la selva del Chocó.

La entidad informó al senador Iván Cepeda, que ha recibido ocho cuerpos de personas fallecidas en el bombardeo en el municipio de El Litoral de San Juan y que cuatro de ellas eran menores: un varón de 13 años, dos chicos y una chica de 17 años.

“Este dato espeluznante muestra una doble realidad: por una parte, que se sigue incrementando el reclutamiento forzado de menores y por otra, que las Fuerzas Militares siguen empleando métodos totalmente desproporcionados como es un bombardeo contra grupos en los que hay menores de edad.

Estamos ante varios hechos que indican que se está incrementando el reclutamiento de menores en Colombia y que esta es la tercera operación donde mueren menores de edad, señaló.

Se trata del tercer caso en lo que va de año de muerte de menores en bombardeos del Ejército contra las guerrillas, ya que un indígena de 17 años murió el 5 de julio en un ataque contra un campamento de disidencias de las Farc en una zona rural de San Vicente del Caguán, en el sur, según denunció la Defensoría del Pueblo.

También se denunció la muerte de varios menores el 2 de marzo en un ataque a las disidencias bajo el mando de Miguel Botache, alias “Gentil Duarte”, en el municipio de Calamar, en el Guaviare (centro-sur).

El ministro de Defensa, Diego Molano, justificó entonces el uso legítimo de la fuerza contra menores reclutados por grupos armados porque, según alegó, dejan de ser víctimas y se convierten en máquinas de guerra que atentan contra la sociedad colombiana.