El viceministro de Salud Pública Luis Alexander Moscoso, explicó que ninguna persona independiente de su condición puede decir que se le ha negado una prueba diagnóstica, una UCI, un avión para trasladarlo. Colombia ha mostrado su solidaridad, equidad y comprensión humanitaria con los nacionales y extranjeros, en especial los venezolanos.

Colombia es el país, que ha mostrado mayor solidaridad para la atención y respuesta a las necesidades de los migrantes. En el país residen actualmente 1.742.927 extranjeros de procedencia venezolana, un número muy importante, dijo.

El Ministerio de Salud  lideró el lanzamiento de resultados de la Encuesta Longitudinal de Salud de las Mujeres procedentes de Venezuela en Colombia, primer estudio de esta dimensión en el país, que fue realizado por la Universidad del Norte,  con el apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la Organización Mundial para las Migraciones (OIM), y que servirá para el diseño de políticas públicas para esta población.

Esta encuesta se realizó entre febrero y julio de 2021 en medio de la pandemia, lo que implicó un esfuerzo logístico e incluye a 2.297 mujeres con estatus migratorio regular a quienes se les realizó un seguimiento mensual para evaluar y verificar diferentes dimensiones del estado de salud, área laboral.

Condiciones de salud mental y seguridad alimentaria que servirán para elaborar políticas públicas para la adecuada toma de decisiones especialmente relacionadas con esta población específica de mujeres migrantes.

El estudio revela que el gobierno ha sido desde el comienzo del fenómeno migratorio un gran aliado en la respuesta en la protección y la garantía de los derechos de los migrantes, desde el 2017 con el diseño del Plan del Sector Salud al Fenómeno Migratorio y las 11.724.833 millones de atenciones que beneficiaron a 1.301.760 personas con procedencia venezolana, de las cuales el 66,7 % se realizó a mujeres y especialmente a gestantes, que equivalen a 272.747, así mismo, 391.918 atenciones a niños, niñas y adolescentes.

“Por esta razón y en el marco del proceso actual de diseño del capítulo de migrantes del Plan Decenal de Salud Pública y luego la inauguración del Observatorio Nacional de Migración en Salud, es muy importante contar con este tipo de estudios que responden al Conpes 3950 y a la necesidad de generar caracterizaciones de situación de salud de los migrantes para el diseño políticas públicas”, afirmó Julián Fernández, director de Epidemiología del Ministerio de Salud.

En la presentación de los resultados participaron Luis Alexander Moscoso, viceministro de Salud; Lucas Gómez, gerente de Fronteras de la Presidencia de la República; Alejandro Díaz, especialista en Salud Pública y delegado de USAID; Ana Durán, jefe de Misión de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM); Hernando Baquero, decano de la División de Ciencias de la Salud de la Universidad del Norte;

Además de Jorge Acosta Reyes, director del Proyecto; Adriana Gutiérrez, directora de la Fundación Amiga Colombo Venezolana; David Rodríguez, coordinador de Migración y Salud de la OIM; Julián Fernández Niño, director de Epidemiología y Demografía del Ministerio de Salud y Protección Social y Jun Daniel Oviedo, director del DANE.

Entre algunas conclusiones, Fernández Niño destacó que se identificaron altas prevalencias de síntomas depresivos a inseguridad alimentaria, mientras que como aspectos positivos, se encontró buena percepción del sistema de salud y acceso a servicios de salud, principalmente controles prenatales en el caso de mujeres gestantes, y servicios de educación reproductiva.

Por ejemplo, de las consultadas, 1.906 (82,9 %) respondió que se realizó la citología cervical; 102 se encontraban en embarazo y 107 de ellas estuvieron en controles prenatales durante el embarazo y 126 asistieron a controles entre las 4 y 6 semanas posteriores al parto.

 

Más cifras

De todos los extranjeros de procedencia venezolano que residen en Colombia el 43,5 % (759.584) ya han regularizado su condición mediante el Permiso Especial de Permanencia (PEP) y de estas, 48,5 % (383.384) ya han podido acceder al Sistema General de Seguridad Social en Salud.

Finalmente, concluyó asegurando que el mensaje que enviamos con el Estatuto de Protección es que finalmente entendimos que esta población tiene vocación de permanencia, “que construirá su vida aquí y nosotros como Estado no tenemos opción diferente que brindar las herramientas para que esa población se integre de la mejor manera”, concluyó el viceministro de salud.