El ministro Fernando Ruiz lideró el noveno Puesto de Mando Unificado Regional con las autoridades de Bogotá, que incluye mayores controles y aislamiento.

El objetivo es el establecimiento de compromisos y el plan de acción para la mitigación del covid-19 en la capital de la República.

Los anteriores PMU se desarrollaron en Leticia, Barranquilla, Cartagena, Santa Marta, Sincelejo, Quibdó, Buenaventura y Cali, con el objetivo de crear una hoja de ruta y un trabajo focalizado en la situación de cada territorio, bajo el apoyo y la asesoría técnica de MinSalud.

“En un PMU se revisa el plan de acción, se discute con entidades de orden nacional y territorial y, finalmente, se hacen acuerdos sobre cómo se deben ajustar los planes de acción para el abordaje de la epidemia. En este caso, durante toda la semana, estuvimos trabajando con la Alcaldía de Bogotá en definir cómo debería ser la estrategia a futuro para el momento en el que se encuentra la capital”, indicó Ruiz.

Al participar en el especial televisivo ‘Prevención y Acción’, el titular de la cartera explicó las medidas para la capital, que son las siguientes:

1. Avalar la propuesta de la alcaldesa Claudia López de hacer cierres localizados, teniendo en cuenta que es una situación comparable con las implementadas en otras ciudades frente a los brotes de covid-19, bajo las mismas condiciones y metodología estipulados en el comité de expertos internacionales y el comité estratégico. Esto incluye el proceso de cierre de localidades entre el 13 de julio y el 23 de agosto.

En coordinación con la Fuerza Pública, se realizarán los cercos epidemiológicos, y la Alcaldía se compromete a fortalecer las campañas de prevención, a través de trabajo comunitario, incluyendo a la población.

Esta decisión se toma teniendo en cuenta que la velocidad de propagación del virus en la ciudad es diferencial, por lo cual amerita decisiones focalizadas, debido a que Bogotá tiene una particularidad por extensión y población, equivalente a cinco o seis ciudades en un mismo territorio.

2. En el tema de ventiladores, 480 de estos equipos ya fueron asignados a la capital.

El Gobierno Nacional aportará 5,7% adicional al compromiso adquirido inicialmente de 722 equipos, lo cual se traduce en la entrega de otros 59 ventiladores.

En total son 781 ventiladores los que se entregarán, manteniendo el compromiso con la Alcaldía. A esto se le debe sumar el compromiso del gobierno distrital del 30 por ciento de las 1.032 camas definidas en el plan de manera inicial.

Lo anterior llevará a una expansión superior a las 1.436 camas que fueron definidas para la contención y mitigación de la epidemia en la ciudad.

3. Expandir la capacidad de tamizaje y realización de pruebas, para así pasar de 4.000 pruebas diarias realizadas en la capital, a 12.000 diarias. Para esto se requiere una inyección de 7.500 millones de pesos.

4. En el aspecto de ayudas, se garantiza el apoyo a 240.000 familias a través de Ingreso Solidario y 120.000 de Familias en Acción.

Se pasará de 150.000 mercados a 180.000. A la fecha, se han entregado 108.000 a población vulnerable y 27.000 a migrantes. La Alcaldía se compromete, a su vez, a entregar 30.000 mercados.

5. La Alcaldía se compromete a hacer un pilotaje de restaurantes a cielo abierto en dos localidades de la ciudad para el 20 de julio.

Adicionalmente, la administración distrital se compromete a presentar en el comité asesor de expertos, en la última semana de julio, un pilotaje para la apertura de una ruta aérea desde el Aeropuerto Internacional El Dorado, la cual será evaluada de acuerdo con la situación de la epidemia en el país y la ciudad.