El Ministerio de Salud, Fernando Ruiz, dijo que el país todavía no está en un cuarto pico a nivel de promedio nacional, pero sí hay algunas ciudades o áreas en las regiones donde hay especial preocupación y en alerta, particularmente las zonas de fronteras, como Cúcuta, La Guajira, Arauca y San Andrés, porque una alta influencia de poblaciones fronterizas.

Dijo que, por ejemplo, las ciudades venezolanas que colindan con Colombia llegan a prevalencias por encima del 40 %, muy superiores a las prevalencias que se tienen en las ciudades colombianas. Mientras que, las islas del Caribe alrededor de San Andrés y Providencia tienen una mayor prevalencia que el archipiélago nacional, por lo tanto, representan un mayor riesgo.

Tras el anuncio de la tercera dosis o dosis de refuerzo de la vacuna contra el covid-19 para todas las personas mayores de 18 años, el ministro de Salud y Protección Social, Fernando Ruiz Gómez, recalcó que este proceso se llevará a cabo de manera progresiva, de acuerdo con las etapas del Plan Nacional de Vacunación.

Asimismo, resaltó que la inmunización de la población con esta dosis adicional es fundamental para evitar el contagio y una alta mortalidad ante un eventual cuarto pico, el cual -según Ruiz- se ha pospuesto gracias a la vacunación; sin embargo, es necesario aumentar las coberturas y completar los esquemas, especialmente en los grupos de riesgo.

El jefe de la cartera de Salud explicó que los picos no se dan de manera progresiva, sino como una especie de disparo, “por esa razón creemos que todavía a nivel nacional no hemos tenido ese disparo, pero estamos en un riesgo, los días van pasando y cada día cuenta si no nos vacunamos. El llamado es a vacunarnos extensa y masivamente”.

“Tenemos 11 millones de vacunas disponibles, es más que suficiente”, agregó y recordó que Pfizer está destinada para mujeres gestantes y segundas dosis pendientes.

Ruiz Gómez manifestó que la expectativa se mantiene en lograr un 70 % de la población vacunada con dos dosis a finales de diciembre, por lo que invitó a las cerca de 4 millones de personas que han retrasado la aplicación de su segunda dosis a que acudan a un punto de vacunación y se pongan al día.

“Nosotros tenemos que superar ese 70 % y llegar por encima del 80 % muy rápidamente, la experiencia de otros países como Israel, España y Portugal, nos muestra que si tenemos una protección de vacunas cercana al 90 % podríamos, incluso, evitar el cuarto pico”, señaló.

Reiteró la importancia de exigir el carné de vacunación en los establecimientos y eventos de ocio y entretenimiento y que “no estamos pensando en vacuna obligatoria. Nosotros creemos que los colombianos están dando una respuesta adecuada y están acudiendo masivamente.

Estamos siempre entre 350 y 420 mil vacunados al día. Podemos crecer aún más, pero el llamado es a hacerlo de manera voluntaria, entendiendo la responsabilidad que todos tenemos, no solo con nosotros mismos, sino con toda la población colombiana, y no tener un diciembre-enero amargo”, concluyó.