El ministerio de Relaciones Exteriores desplazará este domingo una misión consular a Haití para verificar las condiciones de los connacionales detenidos, así como adelantar gestiones para la repatriación de los cuerpos de los  que fallecieron en ese país caribeño, donde fue asesinado el presidente Jovenel Moïse el pasado 7 de julio.

El equipo estará conformado por cuatro funcionarios que durante tres días brindarán asistencia a los ciudadanos colombianos detenidos en ese país. El Viceministro de Relaciones Exteriores se reunió este miércoles con las familias de los connacionales que han pedido asistencia.

El Gobierno colombiano, que estaba a la espera de la aprobación de esta visita de trabajo por parte del Gobierno de Haití, enviará una delegación conformada por cuatro funcionarios: el embajador Luis Fernando Cuartas, Director de Asistencia a Connacionales; dos funcionarios de la Embajada de Colombia en República Dominicana, y el Cónsul Honorario en Puerto Príncipe.

La agenda de la misión consular se adelantará entre el 25 y el 27 de julio, tiempo en el cual se brindará asistencia a los connacionales privados de la libertad y se verificarán las condiciones de reclusión, así como el respeto al debido proceso.

Colombia ha reiterado que seguirá colaborando con las investigaciones que permitan esclarecer el asesinato del presidente de Haití –crimen rechazado enfáticamente por el Gobierno Nacional–, y de igual forma, velará por que los colombianos señalados de participar en el crimen, tengan todas las garantías humanitarias.

Siguiendo instrucciones de la vicepresidenta y Canciller, Marta Lucía Ramírez, el Viceministro de Relaciones Exteriores, Francisco Echeverri, se reunió este miércoles con las familias de los colombianos que han pedido asistencia en Haití. En el encuentro, el funcionario les explicó la agenda y el propósito de la misión consular que viajará el domingo