Es problema del mercado laboral colombiano, que ataca unos segmentos poblacionales más que a otros, generando brechas que reclaman políticas de equidad. Estas diferencias han persistido en 23 ciudades.

El tema del Día Internacional de la Mujer, que se conmemora hoy, es “Soy de la generación igualdad: por los derechos de las mujeres”.

El tema es conforme con la nueva campaña multigeneracional de ONU Mujeres, Generación Igualdad, que conmemora el 25º aniversario de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, que fue aprobada en 1995 en la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, que tuvo lugar en Beijing, China, y es reconocida como la hoja de ruta más progresista para el empoderamiento de las mujeres y las niñas en todo el mundo.

Demos una mirada local al mercado laboral

Uno de los problemas más grandes del mercado laboral colombiano es que el desempleo suele atacar a unos segmentos de la población más que a otros, generando brechas entre grupos que implican la necesidad de trabajar en políticas de equidad en este sector.

Las brechas de género son de las más pronunciadas, pues en general las mujeres suelen tener tasas de participación y de ocupación inferiores a las de los hombres, tasas de desempleo más altas y reciben en promedio salarios más bajos.

En 2019 la tasa general de participación de las mujeres fue 20 puntos inferior a la participación de los hombres, lo que se debe en gran parte a la proporción de mujeres dedicadas a oficios del hogar o al estudio. Sin embargo, pese a que la decisión de participar en el mercado laboral es personal, la tasa de ocupación sí es la respuesta que el mercado da a las personas que buscan trabajo, y esta también está 20 pp por debajo d

Las mujeres tienen una tasa de desempleo 32% superior a la de los hombres, quedando en desventaja a la hora de encontrar un empleo. La tasa de desempleo de los hombres se ubicó en 10,5% en 2019, mientras que para las mujeres fue de 1

Lo preocupante es que, si bien el desempleo general ha caído en 4,4 pp desde el 2010, las brechas entre hombres y mujeres no se están cerrando con la misma velocidad. En 2019, la brecha fue de 3,4 puntos, similar a la diferencia de 3,5 observada en 2010 pero inferior a la de 2018, en donde la diferencia fue de 3,7 pp

Ingresos

Otra de las brechas observadas es la correspondiente a los ingresos, pues a pesar de que las mujeres ocupadas en la ciudad tienden a tener niveles educativos superiores a los hombres, se encontró una brecha significativa entre los ingresos laborales. En 2019, los hombres ganaron en promedio 1,12 veces lo que ganaron las mujeres, pues mientras el salario promedio de los hombres fue de $1.272.228, el de las mujeres fue $1.133.653.

Estas diferencias han persistido en el tiempo y a nivel de las 23 ciudades, ha sido levemente mayor la reducción de la diferencia entre los salarios por género.