De acuerdo con las estadísticas, los mayores de 60 años son quienes más complicaciones de salud y mortalidad presentan a causa del virus

No obstante, las autoridades recomiendan prestar atención a los más jóvenes e incluso a los menores de cinco años.

En este sentido, según Daniela Blandón, epidemióloga de la DTSC, “se requiere enviar un mensaje a toda la comunidad de que el COVID-19 es una enfermedad de origen viral, que no sólo afecta a las personas mayores de 60 años. Una persona puede infectarse independientemente de su edad”.

 

Según estudios realizados , los menores de 5 años pueden tener hasta cien veces más de material genético de coronavirus en sus narices que los niños más grandes e incluso que los adultos.

“Así las cosas, es importante hacer un llamado para mirar que los más pequeños de las casas también pueden ser importantes focos o impulsores del SARS COV 2”, señaló la profesional.