En una audiencia judicial que se  llevó a cabo vía virtual, a la que asistió el personero de Manizales, Fernando Arcila Castellanos, se busco superar las diferencias con resultados infructuosos.

Los hechos ocurrieron  en noviembre del 2020, de acuerdo con lo narrado por el taxista ,  Edilberto Castaño Pérez,  el influenciador lo habría tratado con palabras injuriosas mediante sus redes sociales, causándole daños morales y psicológicos;

La Personería, al conocer lo sucedido procedió a brindarle acompañamiento,  mediante una denuncia penal , por los delitos de injuria y calumnia. Luego de que la Fiscalía lo citara a audiencia, Castaño Pérez  manifestó a “La Liendra” no querer indemnización económica, pero sí solicitó limpiar el nombre no solo de Manizales y el gremio de taxistas, sino también el propio ante su familia, la ciudad y el país.

El influencer, Carlos Mauricio Osorio Gómez , manifestó tener voluntad de retractarse de lo dicho a la ciudad y al gremio, pero respecto al trato al taxista se negó, finalizando la diligencia sin conciliación entre las partes involucradas.

Tras no haber un acuerdo conciliatorio, habrá una investigación penal, que puede terminar con sanciones si se demuestra que el denunciado incurrió en algún delito