El director de Epidemiologia del Ministerio de Salud, Julián Fernández, dijo que los hallazgos de estudio científicos del periodo entre el 28 de noviembre y el 8 de enero, demuestran como es  conocido, que el riesgo de hospitalización y muerte se incrementa con la edad en todos los grupos analizados, consistentemente se observa un mayor riesgo en los no vacunados, que varió entre 3 a 6 veces, durante diciembre.

Desde que se inició la inmunización de la población mundial, muchos países han realizado evaluaciones de las diferencias en las tasas de hospitalización y muerte por Covid-19 entre personas vacunadas y no vacunadas, como una manera de evaluar la efectividad de las vacunas. En estos estudios se ha evidenciado de manera consistente un importante efecto protector de las vacunas para disminuir el riesgo de enfermedad grave por Sars-Cov2.

En Colombia, la Dirección de Epidemiología y Demografía y la Dirección de Medicamentos y Tecnologías en Salud del Ministerio de Salud adelantan periódicamente actualizaciones del estudio de Efectividad de las vacunas contra el coronavirus -Cohorte Esperanza, el cual arrojó nuevos resultados a nivel país, relevantes para la ola actual que se enfrenta asociada a la variante Ómicron.

Sin embargo, en todas las edades, a partir de los 30 años, este riesgo es varias veces más alto para el caso de las personas no vacunadas, comparadas con las personas vacunadas del mismo grupo de edad. “Ejemplo: en Colombia, aquellas personas no vacunadas de 60 a 69 años, en diciembre tuvieron cinco veces más riesgo de muerte que las personas vacunadas con esquema completo, del mismo grupo de edad”, apuntó.

Lo mismo sucedió en el grupo de 80 años y más, población en la que se observó la mayor probabilidad de enfermar gravemente y morir por covid-19; pero también en ellos se observó que este riesgo disminuye varias veces en las personas vacunadas con esquema completo.

El director explicó que, “en todos los grupos de edad analizados, consistentemente se observa ese mayor riesgo en las personas no vacunadas, que varió entre 3 a 6 veces. Esos riesgos pueden variar de acuerdo con el momento de pico (situación epidemiológica) y el tiempo que haya pasado desde que las personas son vacunadas, dado los cambios de la protección de las vacunas en el tiempo, especialmente cuando no han recibido su refuerzo, por esto en periodos más largos el riesgo relativo estimado puede ser diferente.