Con el propósito de implementar el listado de excepciones al pico y placa , en la ciudad de Armenia se estableció el decreto 350 del 2020.

Se excluye  la prohibición de circulación a los vehículos prestadores de servicios de salud, a los dedicados a la mensajería y domicilios y automotores híbridos.

La decisión del alcalde,  José Manuel Ríos Morales, obedece al interés que tiene el gobierno municipal de facilitar la labor de aquellas empresas dedicadas a distribuir medicamentos e insumos que van dirigidos al sector salud o que transporten a su personal, con motivo de la emergencia generada por la COVID-19.

Vehículos que transportan alimentos perecederos, carrozas fúnebres, autoridades dedicadas a la atención de emergencias, grúas de servicio público o privado, transporte escolar y medios de comunicación debidamente acreditados, forman parte de las excepciones que ya estaban contempladas en el decreto 327 del 15 de octubre del 2020.