Monseñor José Miguel Gómez Rodríguez, nuevo prelado designado por el Papa Francisco, llamo a no claudicar ante el efecto de la pandemia y reconoció está recuperándose del Covid-19. Al oficializar el vaticano su designación indicó que se dedicará a entregar la diócesis de Facatativá y asumirá en Manizales el 5 de junio,

El Vaticano oficializó este domingo la designación de monseñor José Miguel Gómez como el nuevo arzobispo de la Arquidiócesis de Manizales.

En rueda de prensa se sintió complacido por su regreso a la región, donde ha ejercido la mayor parte de su labor sacerdotal.  Agradeció al Papa la designación y los mensajes de apoyo enviados por los fieles y sacerdotes.

Llamo a un trabajo conjunto para planear y programar su trabajo con la comunidad religiosa. El que llamo nuevo entorno y la realidad de la pandemia, además de trabajar en las iniciativas juveniles y promoverlas.

Mis deseos son de tipo teológico, lo que pido para mi Diócesis y, ahora, la Arquidiócesis, se moldee en el sí de María, que la obra de evangelización se produzca al estilo de la Virgen María, con su discreción y seguimiento tan firme a Jesús, dijo

Además, la noticia la recibió en su cumpleaños número 60, dijo que lo vivió como un humano normal. “Muerto del miedo, estábamos a punto de recibir la noticia. Estaba batallando personalmente con el covid-19, el día de hoy es el día 21 de enfermedad, lo viví como una gripe leve. Fue una situación interesante que me puso a orar a orar”.

Gómez Rodríguez, de 60 años, llega después de un año y tres meses de la renuncia de monseñor Gonzalo Restrepo, quien se retiró por motivos de salud. Hoy obispo emérito en Medellín. Había asumido el cargo el 7 de octubre del 2010 y sucedió a Fabio Betancur Tirado, quien falleció en noviembre del 2011.

Por 15 meses estuvo encargado de la Arquidiócesis el sacerdote Efraín Castaño, el administrador diocesano de la Arquidiócesis.

 Biografía
Monseñor José Miguel Gómez nació en Bogotá el 24 de abril de 1961, en el hogar de don José Antonio y doña María Teresa.

Inició sus estudios de primaria en el Colegio “San Carlos” de los Padres Benedictinos de su ciudad natal. Continuó su formación, después de haberse trasladado a la ciudad de Manizales, en el Colegio “San Luis Gonzaga” de los Padres Jesuitas en la ciudad Caldense. En esta misma institución cursó el bachillerato, entre los años 1974 y 1979.

Posteriormente, ingresó al Seminario Mayor “Nuestra Señora del Rosario” de Manizales en donde cursó los estudios de Filosofía (1980-1982) y Teología (1983-1986). Una vez ordenado presbítero, obtuvo, en el Pontificio Instituto Bíblico de Roma (1988-1992), el título de licenciado en Sagrada Escritura.

Recibió la ordenación sacerdotal el 2 de febrero de 1987, en la Catedral Basílica de Manizales, de manos del arzobispo de entonces, monseñor José de Jesús Pimiento Rodríguez.

En sus 18 años de Ministerio Sacerdotal ha desempeñado los siguientes cargos y oficios pastorales:

* Vicario Parroquial de la Inmaculada Concepción, en Aguadas (Caldas) (1987-1988)
* Capellán universitario en la Arquidiócesis de Manizales (1992)
* Párroco de Neira (Caldas) (1993-1997)
* Párroco de la Inmaculada Concepción, en Salamina (Caldas) (1997-2003)
* Vicario Episcopal de la Zona Norte de la Arquidiócesis de Manizales (1997-2003)
* Profesor de Sagrada Escritura en el Seminario Mayor de Bogotá (2004)
* Director del Departamento de Catequesis y Pastoral Bíblica del Secretariado Permanente del Episcopado (mayo 2003 hasta febrero 2005).

El 22 de noviembre de 2004, Su Santidad Juan Pablo II lo nombró obispo de la Diócesis de Líbano – Honda. Recibió su ordenación episcopal el 5 de febrero de 2005 y se posesionó en la diócesis el 12 de febrero del mismo año.

El 23 de febrero de 2015, el Papa Francisco lo nombró obispo de la Diócesis de Facatativá. Tomó posesión el 21 de marzo de 2015, y ese mismo día el Santo Padre le pidió ser administrador apostólico de Líbano-Honda, hasta el 17 de octubre, fecha en la que nombró un nuevo obispo.