A través de este programa ,  la Secretaría de Integración y Desarrollo Social atiende a 420 beneficiarios entre niños  menores de cinco años y madres gestantes.

Con kits alimentarios, asesoría nutricional, seguimiento a talla y peso y acompañamiento psicosocial se ha llegado ya a los 14 municipios que fueron priorizados, debido a la alta presencia de desnutrición. Los beneficiarios han reiterado la importancia de este programa con el cual se brinda bienestar a esta población.

«Es una ayuda para nosotras como madres gestantes y los bebés», indicó Yesica Tatiana Valencia, madre gestante beneficiaria del programa

Esta madre, además de recibir atención para el bienestar suyo y el del hijo que viene en camino, también recibe apoyo para el cuidado de su hija menor de cinco años.
.

A través de este programa, que también beneficia a 63 personas en el resguardo indígena de San Lorenzo, el Gobierno departamental busca combatir las cifras de desnutrición del departamento que se han acentuado a raíz de la pandemia con el covid-19.

Los municipios beneficiados con este proyecto son La Dorada, Norcasia, Victoria, Samaná, Pensilvania, Manzanares, Marquetalia. Aguadas, Pácora, Villamaría, Aranzazu, Chinchiná, Supía y Viterbo.