Las obras que se llevan a cabo en el sector de Tarapacá han impedido el desbordamiento del afluente, de acuerdo con un reporte de la Secretaría de Aguas e Infraestructura del Quindío.

Dicha respuesta es positiva, teniendo en cuenta que el sector ha sido históricamente de alto riesgo de inundaciones.

Las alertas se mantienen, al igual que los trabajos en la zona. La Secretaría, con la presencia de un ingeniero patólogo y uno estructural, hizo un recorrido por la vía Río Verde-Córdoba, donde se presentaron afectaciones.

Dicho sector no ha sido intervenido por la Secretaría de Infraestructura, pero dada la necesidad entrará a estudio por parte de los profesionales del área para determinar las obras que se requieren para evitar inundaciones.

Desde la Secretaría de Aguas e Infraestructura se reitera a la comunidad que las obras respondieron de manera eficiente, evitando inundaciones, y que los desbordamientos ocurrieron en lugares donde aun no se ha intervenido y que entran a estudio.

Informe de primera visita técnica

Ingeniero civil patólogo César Valencia, contratista de Infraestructura.

“El reporte técnico de la visita al sitio de la afectación en el sector de Río Verde, en el municipio de Córdoba, se puede resumir en las siguientes conclusiones: en la vía principal que conduce al municipio de Córdoba, pasando la ye, unos 100 metros adelante, la vía principal fue afectada por la corriente del río; la creciente se llevó media calzada, en una longitud aproximada de 20 metros, por lo que el paso se encuentra restringido para vehículos, motos y peatones”.

“Ya las autoridades locales están mirando cómo dar manejo al tema y se requiere dar un paso alterno, pero se debe hacer una negociación previa con el predio privado para que puedan dar el permiso y habilitar un paso provisional, mientras se miran las alternativas y los factores de estudio para la intervención de recuperación de esta media calzada afectada”.

“Unos metros más adelante, cruzando el río hacia la parte de la comunidad de La Soledad, existe un puente que colapsó totalmente, con fallas estructurales en estribos, aletas, vigas y losa. Es un puente que se encuentra con la losa inclinada. Se puede pasar en el puente peatonalmente, pero se advierte que está colapsado, que debe ser recuperado en su totalidad”.

“Más adelante, aguas arriba, encontramos el puente Las Brisas, que sólo sufrió lesiones en elementos no estructurales; es decir, en bordillos y barandas, que fueron dañadas por la empalizada, que subió hasta la losa del puente”.

“Se inspeccionaron cinco puentes más, los cuales no presentan afectaciones. Habrá que mirar más adelante el tema, cuando bajen los caudales, socavaciones sobre los cimientos a ver cómo se encuentran después de esta creciente y esta ola invernal”.