Creado en 1803, el OAN fue el primer observatorio en América, por lo que en 1975 recibió el carácter de Monumento Nacional. Hoy funciona en el campus de la UNAL Sede Bogotá, adscrito a la Facultad de Ciencias.

“Minciencias evalúa las posibilidad de otorgar este reconocimiento en todo el país, analizando factores como el impacto que tienen los programas académicos –por ejemplo el OAN ofrece una maestría y un doctorado en astronomía–; el número de publicaciones en los últimos años; la infraestructura física; la experiencia académica de los docentes de la Institución y los recursos financieros”, aseguró el profesor Mario Higuera, director del Observatorio

Con respecto a las publicaciones,  el OAN ha aparecido en revistas como The Astrophysical Journal, de Estados Unidos, y Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, de Reino Unido.

Así mismo, sobre la infraestructura se han hecho trabajos de colaboración entre la UNAL y la Universidad de Berkeley (California), los cuales han permitido constituir un proyecto de cooperación para montar instrumentación de ese lugar en el OAN y hacer observaciones de las emisiones de energía solar.

“Otros países importantes con los que se ha venido trabajando son Holanda y Alemania, en donde estudiantes de doctorado se encuentran investigando; en Chile, que tiene una de las mayores infraestructuras de observación astronómica en el sur de la tierra y en donde trabajan varios profesores colombianos; Brasil, en el Laboratorio Nacional de Astrofísica, y más recientemente con la Agencia Espacial de ese país, con la que se abre una línea importante de exploración de trabajo en temas asociados con ciencias aeroespaciales y robótica, en proyectos que buscan ubicarse en el contexto mundial de la exploración lunar”, afirmómel director Higuera.

Señala además que el reconocimiento de Minciencias es un paso significativo en la labor investigativa del OAN, que no es reciente, sino que en los últimos años ha focalizado su esfuerzo en la formación de estudiantes capaces de aportar y abordar estos temas, con 70 egresados en sus programas.

“Estos avances han permitido progresar en líneas como cosmología y gravitación; astrofísica estelar y solar; núcleos activos de galaxias, y mecánica celeste relativista, entre otras”, indica.

Por último, hace énfasis en que aunque reconocimientos como el recibido no aportan un incentivo económico ni una inversión para el observatorio, sí significan la posibilidad de presentar este centro de desarrollo científico y tecnológico en diferentes entornos nacionales e internacionales, utilizando la acreditación como un referente que muestre el criterio investigativo y genere confianza a distintas instituciones para ampliar convenios e inversión en proyectos actuales y a futuro.

El próximo año el OAN espera graduar a los primeros dos doctores en Astronomía de la UNAL, quienes han estado trabajando en áreas como estructura estelar –que estudia el comportamiento de estrellas T Tauri–, gravitación y cosmología.