Ante esta situación, la ciudad requiere medidas determinantes para afrontar las semanas que durará el pico de la pandemia, dijeron en la Secretaría de Salud.

Por ello,  el alcalde Carlos Mario Marín Correa solicitó al Ministerio del Interior la autorización para tomar nuevas decisiones para el manejo de la enfermedad.

El ejecutivo dijo que está a la espera de la respuesta que podría darse este miércoles, a más tardar, y que se daría a conocer a los ciudadanos en los próximos días.

Recalcó en la necesidad de ser más severos con el virus que, a corte del 2 de noviembre, tenía 6.241 casos activos en la capital caldense.

«Necesitamos proteger la vida sin generar un impacto mayor a la economía de nuestros empresarios», manifestó el alcalde.

Recientemente la Alcaldía de Manizales expidió el Decreto 0663 del 23 de octubre de este año, por medio del cual se definió un toque de queda para mayores y menores de edad, como medida de prevención ante la celebración del Halloween.

Con el apoyo de la Policía Nacional se realizaron operativos de vigilancia y control los tres días de puente festivo, los cuales dejaron como saldo 146 personas remitidas al Centro de Traslado por Protección (CTP) por incumplir la restricción y los protocolos de bioseguridad.