En esta nueva fase del aislamiento es determinante para la toma de nuevas decisiones el porcentaje de ocupación de camas de Cuidado Intensivo.

A la fecha, el departamento se encuentra en alerta amarilla, pues no sobrepasa el 65% de ocupación. Según reporte del 2 de septiembre, en Unidades de Cuidado Intensivo se encuentran 24 personas con diagnóstico confirmado de Covid-19, 14 sospechosos y 62 atendidos por otras enfermedades, reveló Carlos Heredia, director Territorial de Salud de Caldas.

Cuando se supere el 66% se pasará a naranja y se declarará alerta roja al llegar a un porcentaje del 80.

Heredia añadió que la única manera de evitar que se saturen estos servicios especiales es fortalecer los protocolos de bioseguridad.

“Reiterar el lavado de manos mínimo cada 3 horas, uso permanente de la mascarilla o tapabocas, y el distanciamiento social más de 2 metros. Además, es muy importante que, en medio de  esta apertura de actividades, se eviten aglomeraciones y cuando se dé en recinto cerrado, procurar por una excelente ventilación”, añadió el funcionario.

Hoy Caldas cuenta con 245 camas UCI.