Hasta el momento van 4 adultos y un menor de edad, dieron a conocer desde la Secretaría de Salud departamental.

El quinto lesionado con pólvora en Risaralda perdió uno de sus dedos por quemar un taco. Es un  paciente de 23 años de la ciudad de Pereira, reveló el secretario de Salud , Javier Darío Marulanda, quien reiteró el llamado a la solidaridad ciudadana para tomar medidas de prevención que no pongan mayor carga a los servicios asistenciales; y  no se utilice la pólvora.

“Ya tenemos un número considerable de quemados adultos y ya tenemos también niños. Por favor, en estas fechas que se nos avecinan de diciembre, y que aún nos faltan, cuidemos a nuestros niños y a nuestros adultos”, aseguró el Secretario de Salud.

Y agregó, “no mezclemos licor con pólvora, no mezclemos celebración con pólvora, la pólvora está prohibida y hagamos honrar esa prohibición. Las quemaduras por pólvora producen secuelas para toda la vida, generan lesiones y retracciones en los tejidos, mutilación de algunos de nuestros órganos. Por favor, cuidémonos y cuidemos a nuestra familia, el COVID sigue vivo y estamos aquí para cuidarlos, ayúdenos a cuidarlos”.