El gobernador de Risaralda, Víctor Manuel Tamayo Vargas, les hizo un llamado a tomar en serio el aislamiento preventivo obligatorio.

“Me llamaba la atención al registrar la estadística sobre los rangos entre 20 a 40 años. Nuestra juventud está terminando más afectada que los mismos adultos mayores, lo que significa que los jóvenes no están tomando con seriedad el tema y hay más cuidado de los adultos mayores, que sí están acatando la medida”, resaltó el gobernador.

De igual manera dijo Victor Manuel Tamayo, que es necesario hacer la salvedad sobre el dato de los infectados, indicando que “aunque no son muy alentadoras las noticias y se presentaron nuevos positivos, es importante precisar que, en ese último reporte, es importante precisar que una de estas pruebas, era la segunda vez que se le practicaba a una persona que ya tenía el virus y el objetivo era confirmar o descartar su recuperación,  lo que significa que realmente los casos que tiene Risaralda hasta el momento son 29”.

Sandra Milena Gómez Giraldo, directora Operativa de Salud Pública, confirmó lo manifestado por el gobernador referente al contagio en población joven, destacando que en el último reporte hay 3 hombres y 6 mujeres, de los cuales 2 son de Dosquebradas y los restantes de Pereira y tan solo 3 son adultos mayores e incluso hay un menor de edad.

Solicitud a la Chec
El gobernador exhortó a las directivas de la Central Hidroeléctrica de Caldas, para que estudien la posibilidad de brindar alivios a sus usuarios, especialmente en el municipio de Dosquebradas, que sean acordes a la calamidad que vive el país y el mundo.

Ayudas sociales
La secretaria de Desarrollo Social, Elizabeth Diosa, recalcó que a la fecha 32 Centros de Bienestar del Anciano en municipios diferentes a Pereira y Dosquebradas han recibido mercados, beneficiando a 2.300 abuelos.

También destacó que se inició con las entregas en Pereira y que se espera al finalizar la semana haber abarcado la totalidad de dichos hogares en el departamento.

El gobernador anunció las ayudas alimentarias para la comunidad Embera, que en Risaralda alcanza las 30.000 personas, así mismo el montaje de un centro hospitalario transitorio en el municipio de Dosquebradas.