El equipo de la entidad atendió en la noche del domingo un motín que se presentó en la Estación de Policía. Se produjo la quema de varios colchones y otros elementos, dejando como resultado, dos personas lesionadas que fueron trasladadas a centros asistenciales.

Según manifiestan los privados de la libertad, no ha sido posible su traslado a centros penitenciarios lo que restringe beneficios como visitas, redención de la pena y un lugar más apto cumplir su sanción.

La Personería de Manizales pudo constatar que allí permanecen 104 personas, de las cuales 10 ya están condenadas por lo cual inició las acciones para exigir al establecimiento penitenciario que sean recibidas y así mejorar la situación de hacinamiento en este lugar.