La Territorial de Salud de Caldas les solicitó contratar servicios con toda la red pública del departamento, debido al riesgo que pacientes positivos o sospechosos no sean atendidos en sus municipios.

EPS subsidiadas y contributivas tienen contratos con algunos hospitales de la Red Pública del departamento, pero no con todos, razón por la que existe el riesgo de que pacientes positivos o sospechosos de portar el COVID-19 no puedan ser atendidos en sus propios municipios, exponiéndolos a un ‘paseo de la muerte’ y a contagiar a más personas.

Por esta razón, el Gobierno de Caldas y la Dirección Territorial de Salud de Caldas reiteran su llamado a las EPS para que contraten sus servicios con las IPS de cada municipio y así se les brinde garantías de atención a todos los usuarios.

“En este momento hay EPS que tienen  contrato con unos hospitales y otros no. Si algún paciente requiere atención, podría llegar a cualquier hospital del departamento y si su EPS no tiene contrato, pueden no permitir la atención. Eso no se puede dar porque en este momento prima la vida y estos pacientes sospechosos o positivos a COVID-19 no pueden andar de hospital en hospital contagiando más unidades de salud y haciéndoles el ‘paseo de la muerte’”, expresó la directora de la DTSC, Jimena Aristizábal.

La funcionaria añadió que los pagos oportunos y directos facilitan el trabajo de clínicas y hospitales que son entidades que se requieren a punto. “La invitación es a que tengan la red muy disponible, hagan giros directos y pagos oportunos. Si no, todos nuestros hospitales (públicos, privados y mixtos),  se verán afectados”, comentó.

Cabe anotar que el Gobernador de Caldas ya ha adelantado varias acciones ante el Gobierno Nacional solicitándole una intervención a las EPS, pues para el caso de Caldas adeudan cerca de 194.000 millones a la Red Pública.