La Procuraduría formuló pliego de cargos a Francisco Javier Gómez Castaño, por presunto incumplimiento de adoptar el Sistema de Control Interno de la institución.

La Regional Caldas cuestionó al investigado la vinculación del señor Rodrigo García Mora, mediante contrato de prestación de servicios para el desempeño de funciones de coordinador de control interno, sin que tal vinculación contractual fuera legalmente posible, lo que constituye presuntamente falta disciplinaria.

“Se considera como un empleo de período cuyas funciones son permanentes, no transitorias, no es legal hacerlo mediante contrato de prestación de servicios, por lo tanto, con tal conducta, principios como el de legalidad y lealtad pública que se debe observar en el desempeño de su cargo o función, se vieran seriamente cuestionados”, advirtió la Procuraduría en el auto de cargos.

Según las pruebas, el Gobernador de Caldas no designó jefe de control interno por no estar creado el cargo en la institución, teniendo en cuenta que hasta el año 2017 fueron cumplidas por el contratista García Mora.

Se reprocha una presunta violación de la Ordenanza No. 596, de julio de 2008, por medio de la cual se transforman las IPS públicas de los municipios de Aránzazu, Marmato, Marulanda, Neira, Norcasia, San José, Victoria y Villamaría.

La presunta falta del investigado fue calificada provisionalmente como grave a título de culpa gravísima por violación manifiesta de reglas de obligatorio cumplimiento y desatención elemental de deberes.