En Manizales y Villamaría la Policia Metropolitana  informó que en vigencia el toque de queda el viernes en la noche y el sábado en el día, se aplicaron las sanciones que incluyen el desconocer  los horarios de confinamiento,  consumo de licor en la calle o sitios públicos, e irrespeto a la autoridad, entre otras conductas.

Se aplicaron 51 comparendos por infringir el Código Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana, 18 traslados al Centro Transitorio por Protección CTP, se recibieron 298 llamadas al 123, atendidos 16 casos de riñas, 3 casos de violencia intrafamiliar y 57 llamadas por perturbación de la tranquilidad.

Según la relación el comportamiento ciudadano en general fue optimo, en las últimas 24 horas, no se presentaron hechos violentos, ni afectaciones a la convivencia mayores.

La  autoridad de policía insistió en la importancia de concientizarse sobre el cuidado de la salud y la de los familiares, más que pensar en las sanciones o multas por el incumplimiento, es generar una cultura preventiva frente a la emergencia sanitaria que se esta enfrentando en  el territorio nacional y en los municipios de Caldas, indicaron.