La menor se hallaba sola en una vivienda ubicada en la carrera 15 con calle 30, sector La Pelusa. La menor quedó a disposición del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar .

Los vecinos alertaron a las autoridades a través de la línea 123 indicando que la menor se encontraba sola desde tempranas horas de la mañana, y que se asomaba por una ventana con candado diciendo que “tenía hambre”.

La patrulla del grupo de infancia y adolescencia llegó al lugar y con el apoyo del cuadrante 26 perteneciente al CAI Galán auxiliaron a la menor, para lo cual fue necesario forzar el candado de la ventana para  rescatar la niña.

Acto seguido la infante fue trasladada al puesto de salud más cercano para valoración médica.

El grupo de Infancia y Adolescencia y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar iniciaron el restablecimiento de los derechos de la menor, ya que se le vulneraron derechos como: La integridad física, la salud y la seguridad, la alimentación equilibrada entre otros.

Se iniciará un proceso para determinar si la niña puede ser integrada nuevamente a su núcleo familiar.