La empresa sancionada por la Gobernación de Risaralda , con una multa de 216 millones de pesos , es el Consorcio C&C .

La firma de ingenieros ha incumplido los plazos establecidos para los trabajos en la vía que del corregimiento de La Marina comunica con Santuario. La inversión en ese proyecto es superior a los $5156 millones.

“La administración departamental en cabeza del señor gobernador , Victor Manuel Tamayo Vargas, no sólo está muy atenta a escuchar los reclamos de los ciudadanos ante los lamentables incumplimientos de las obras que se habían contratado desde el año anterior, también para enviarle un mensaje a los demás contratistas, que si no cumplen la administración departamental hará uso de una facultad que la ley le consagra que es la imposición de multas”, manifestó Federico Cano, secretario Jurídico.

Agregó el funcionario que, el informe de la interventoría evidenció que, sin autorización, fueron suspendidos los trabajos desde el 28 de diciembre hasta el 6 de enero, que hay evidentes retrasos, fallas en el componente ambiental, anormalidad en la demarcación de la obra, deficiencias en la disposición de escombros, entre otros factores.

De acuerdo al cronograma de trabajo al 27 de enero de 2020, cuando habían transcurrido 118 días del plazo contractual, la ejecución de la inversión debió estar en $1.784 millones 346.329, equivalentes al 34.6% del valor del contrato, es decir que se presenta un atraso de inversión del 24.22%.

“Tenemos muchos atrasos en estas obras (La Marina – Santuario y Japón-Frailes), específicamente la de Dosquebradas tiene retrasos de aproximadamente 60%, pero el panorama no es muy alentador y no se ha visto que el contratista ponga toda su capacidad administrativa y técnica para que estas obras avancen como deberían avanzar según el cronograma presentado por ellos”, señaló Mónica Saldarriaga, secretaria de Infraestructura encargada.

Por instrucción del gobernador , Victor Manuel Tamayo, la Gobernación de Risaralda continuará agotando las instancias jurídicas necesarias para garantizar la culminación de las obras La Marina – Santuario y Japón – Frailes (Dosquebradas), con el propósito de mitigar los daños causados .