Incluye actividades avícolas, porcícolas, equinas y pesqueras. Un responsable debe monitorear y verificar el cumplimiento de las medidas en cada predio.

La Resolución 666 de 2020 establece el lavado de manos con agua, jabón y toallas desechables, cada tres horas. Igualmente, el distanciamiento físico de mínimo 2 metros y el uso de tapabocas.

Sin embargo, se suman otras medidas de protección y bioseguridad específicas que deben ser tenidas en cuenta tanto por los responsables de las actividades como por las empresas y trabajadores, con el fin de disminuir el riesgo de transmisión del covid-19 durante el desarrollo de sus labores.

Medidas especiales para el sector

– Designar un responsable para el monitoreo y verificación del cumplimiento de las medidas en cada predio.

– Identificar las enfermedades preexistentes entre los trabajadores o población de riesgo, al igual que su EPS, ARL y demás datos.

– Implementar jornadas flexibles o turnos de entrada y salida, con el fin de evitar aglomeraciones.

– Establecer estrategias para el correcto lavado de manos, uso de los elementos de protección personal y distanciamiento físico.

– Al ingreso y salida del personal y vehículos, implementar la desinfección de zapatos, llantas, etc.

– Monitorear a diario el estado de salud del personal.

– Limpiar y desinfectar regularmente objetos y superficies, así como las herramientas de trabajo.

– No compartir herramientas de trabajo, equipos, celulares o cualquier otro elemento o alimento.

– Evitar grupos de visitantes.

– Disponer por parte del empleador de los elementos de protección personal, como guantes, tapabocas, overol, peto o delantal.

– Ubicar contenedores o bolsas para la separación de residuos, disponiendo de doble bolsa negra para desechar guantes y tapabocas.

– Establecer un protocolo de alerta ante caso sospechoso o confirmado de covid-19.

– Evitar reuniones y aglomeraciones dentro y fuera del lugar de trabajo.

– Definir áreas para alimentarse y descanso manteniendo el distanciamiento físico de 2 metros.

– Establecer áreas para el lavado y desinfección de manos con agua potable, jabón y toallas desechables o también con alcohol glicerinado.

– Restringir labores de mantenimiento.

– Cambiarse la ropa de trabajo al finalizar la jornada o al ingresar a las zonas de descanso.

– No saludar de beso, mano o abrazo.

Estas medidas también deben ser aplicadas por los proveedores de insumos y recolectores de producción, como también ser tenidas en cuenta en transportes y por parte de los médicos veterinarios y zootecnistas que requieran visitar los predios o fincas de producción.

Para más detalles de este protocolo, visitar el micrositio de coronavirus en www.minsalud.gov.co