Al parecer Valencia Franco se extralimitó en el ejercicio de sus funciones al expedir un decreto para liquidar el impuesto de Aprovechamiento Urbanístico Adicional, responsabilidad del concejo.

La Procuraduría General de la Nación profirió pliego de cargos a la exalcaldesa de Armenia, Quindío, Luz Piedad Valencia Franco (2012- 2015), por presuntamente reglamentar la tasa de aprovechamiento adicional por decreto, usurpando funciones del Concejo Municipal, de conformidad con lo señalado en el Plan de Ordenamiento Territorial, POT, sin que dicha competencia estuviera asignada a su despacho.

La Procuraduría Delegada de Instrucción para la Economía y la Hacienda Pública formuló un cargo a la exalcaldesa por, al parecer, contravenir lo dispuesto en la Carta Política al extralimitarse en el ejercicio de sus funciones y establecer en el decreto 064 del 4 de junio de 2013, el sistema y método para liquidar la tasa de Aprovechamiento Urbanístico Adicional, responsabilidad que corresponde al cabildo municipal.

En un segundo cargo, la entidad señaló que Valencia Franco, también posiblemente excedió el plazo de 180 días, fijado en el Estatuto de Rentas del Municipio, por cuanto expidió la reglamentación fuera del término de las facultades otorgadas por la corporación edilicia, con lo que pudo contrariar la Constitución y el Manual de Funciones de su cargo.

Por los hechos, el ente de control calificó provisionalmente la aparente conducta de la disciplinable como falta grave cometida a título de culpa gravísima.