Con robótica, óptica y electrónica, esta iniciativa de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) llega a tres instituciones educativas del Valle del Cauca y Cauca, para despertar el pensamiento científico, crítico e investigativo en los estudiantes y fortalecer en ellos las áreas de conocimiento de las ciencias básicas, una de las principales dificultades con las que llegan los bachilleres a la universidad.

Al taller asisten 45 niños de 8 a 13 años, 15 por cada municipio, quienes aprenden a crear robots y automatismos integrando áreas como la electrónica, la mecánica y las telecomunicaciones. Además, experimentan con circuitos eléctricos y fenómenos físicos cotidianos.

El programa también busca estimular las capacidades pedagógicas de los docentes de las instituciones educativas del occidente colombiano y promover en ellos la formación posgradual mediante el ofrecimiento de maestrías, doctorados, y el portafolio de educación continua de la UNAL Sede Palmira.

En el Valle del Cauca, los pilotos se llevan a cabo en la Institución Educativa Alfonso Zawadzky, de Yotoco, y en la Institución Educativa Antonio Lizarazo – Sede Rosa Zárate de Peña, en Palmira. En Cauca, se adelanta en Mondomo, en la Institución Educativa José María Córdoba.

“Con el programa buscamos fortalecer las áreas de conocimiento en matemáticas, biología, física y química, e insertar a los niños desde temprana edad en el mundo de la tecnología, con el propósito de estimular en ellos el interés por la formación técnica, tecnológica o profesional cuando finalicen sus estudios”, explica el profesor Juan Gabriel León Hernández, decano de la Facultad de Ingeniería y Administración de la UNAL Sede Palmira, quien lidera allí la iniciativa.

El 21 y 23 de noviembre las sesiones se realizaron de manera virtual, y mañana viernes 25 de noviembre se adelantarán de forma presencial. En ella participan un orientador de la Sede Medellín y un equipo de expertos de la Sede Palmira. El cierre de la jornada será en Yotoco, en un evento al que asistirán representantes de la Secretaría de Educación del Valle del Cauca.

Apuesta intersedes

El programa “Niños científicos de la UNAL” es una experiencia que nació en la Sede Medellín y que ahora se extiende como un proyecto intersedes a la Sede Palmira, gracias al interés de la Decanatura de Ingeniería y Administración por impactar a los departamentos del Pacífico colombiano con proyección social, extensión e investigación.

“Lo que pretendemos es que los partner de Palmira puedan conocer y adoptar el programa para llevarlo a la práctica en una oferta abierta de educación continua y en una réplica de extensión solidaria”, indica Elkin Darío Ocampo Toro, del Centro de Educación Continua y Permanente de la UNAL Sede Medellín, quienes además de los profesores han dispuesto un equipo de trabajo y toda la logística y el material didáctico para desarrollar las actividades.

A futuro se espera que en la Sede Palmira el portafolio de servicios de educación continuada amplíe su oferta y lleve a los colegios clases de programación y educación emocional. Para tal propósito, y con el fin de potenciar la extensión y la proyección social, el decano León trabaja en la creación del Centro de Educación Continua y Permanente de la Facultad.