La Gobernación de Caldas y el municipio de Aranzazu unen esfuerzos para ejecutar un proyecto de vivienda nueva y mejorar las condiciones de habitabilidad para la población vulnerable.

“Tenemos que sacar adelante unos proyectos pendientes por ejecutar por falta de  recursos. Con este convenio se van a adquirir lotes para familias vulnerables y un mejoramiento de vivienda”, precisó José Lisímaco Amador Cuestas, alcalde de Aranzazu.

Este convenio fue firmado por $83 millones , de los cuales el departamento aporta 68 millones y el municipio 15. Próximamente el municipio abrirá la convocatoria pública para la respectiva adjudicación y ejecución.

Se espera que en el mes de septiembre se pueda hacer entrega de las viviendas a sus beneficiarios.