La población víctima del conflicto armado,  residente en el Quindío, alcanza una cifra de 46.352 personas  provenientes de otros departamentos.

La evaluación entregada al gobernador Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas, fue realizada por el delegado en el Eje Cafetero de la Unidad Nacional de Víctimas, Alirio de Jesús Zapata Rodríguez, en el marco del último Comité de Justicia Transicional del año.

La directora de Protección de los Derechos y Atención a la Población – de la Secretaría del Interior-, Juanita Gómez Zamorano, explicó el trabajo realizado por la instancia a lo largo de la vigencia .  👉  AUDIO