En la Mesa Regional de Seguridad se presentarán propuestas como lo instalación de cámaras de identificación facial en los peajes de las áreas limítrofes de Caldas Quindío y Risaralda

La adopción de políticas públicas de seguridad ciudadana , en las zonas limítrofes del Eje Cafetero , está orientada a evitar la penetración y tránsito de la delincuencia entre los departamentos de Caldas, Quindío y Risaralda. La implementación de este plan comenzaría a finales del presente año.

Se busca también con la RAP Pacífico,  extender dichas políticas a los departamentos del Valle y Chocó. 

Uriel Ospina,  gerente de la RAP Eje Cafetero, dijo: “este proyecto se requiere estructurar para la generación de un esquema de gobernanza entre las autoridades competentes, de tal manera que se definan políticas y estrategias para la estructuración de barreras de control y contención de la delincuencia entre Caldas, Quindío y Risaralda, y su extensión con otros departamentos vecinos de nuestra región” acotó.

El Plan Regional de Seguridad del Eje Cafetero contempla en su estructuración inicial tres objetivos primordiales: primero, el fortalecimiento de la Mesa de Seguridad del Eje Cafetero. Segundo, determinar acciones contundentes para la contención de la delincuencia en el Eje Cafetero sobre todo en zonas limítrofes o en los peajes que conectan los tres departamentos. Y tercero, definir un plan de inversión conjunto para cofinanciar las acciones de contención, explicó Orjuela.

 “También estamos proponiendo desde la RAP Eje Cafetero la estructuración de un observatorio del delito, que nos permita trabajar al tiempo en las acciones y en la prevención”  agregó