La Región Administrativa propone la estructuración de un Clúster-Eje Cafetero, como apuesta al desarrollo regional con alta productividad, competitividad y calidad de café verde y tostado.

RAP propone clúster de cafés especiales para mitigación del Covid-19La Región Administrativa de Planificación propone la estructuración de una Clúster del Eje Cafetero, como una apuesta para el desarrollo regional con la especialización productiva, que incrementará la competitividad con mayor de calidad en café verde y café tostado.

Para lograrlo se debe establecer una alianza con la institucionalidad que promueve cafés especiales y de alta calidad, para ejecutar acciones de pilotaje que determinen factores claves de éxito en el proceso de industrialización y comercialización de este tipo de cafés.

“La propuesta de la entidad es definir un modelo de gobernanza a través de la creación de un clúster de cafés especiales en el eje cafetero, que permita incrementar el número de productores que mejoren su calidad en taza a través de la implementación del sistema de aseguramiento de la calidad” indicó Uriel Orjuela Ospina, gerente de la RAP Eje Cafetero.

Quien también dijo que la entidad en este momento se enfoca en la estructuración de iniciativas que busquen mitigar el impacto económico causado por el covid-19 en la región, esperando la revisión y aprobación del consejo directivo.

El proyecto tendría varios alcances de los cuales se destacan:

  • Identificación de productos caracterizados como especiales (alta calidad, denominación de origen, orgánicos) con alternativas de acceder a nuevos mercados.
  • Procesos de enfoque con valor agregado que ofrezcan productos con mayor rentabilidad, contribuyendo a mejorar la calidad de vida de los caficultores.
  • Buscar mayor participación en el mercado internacional.
  • Esquema de gobernanza con institucionalidad con mayor capacidad de apropiación tecnológica para el desarrollo de valor agregado e industrialización y con visiones claras de mercado y su sostenibilidad en el tiempo.
  • Conquista del mercado nacional más sofisticado e informado, para incrementar los niveles de consumo.
  • Proceso asociativo fortalecido.
  • Estructura de Gobernanza sólida que permita el liderazgo de la estrategia por parte de los empresarios de forma adecuada.

Constituir una iniciativa clúster permite desarrollar un modelo de trabajo asociativo y voluntario, con estructuras que operan con recursos tanto públicos como privados.

“Para incrementar las hectáreas de producción con valor agregado, se requiere empoderar al caficultor, en especial los jóvenes, de este nuevo modelo de negocio del café, el cual se basa en la innovación de procesos, la conexión con nuevos nichos de mercado, y nuevas formas de hacer negocios, las cuales se reconocen como acordes con las necesidades y capacidades de los jóvenes de hoy” señaló Orjuela Ospina.

Al tiempo que precisó que los ámbitos de intervención de los jóvenes pueden estar tanto en la dimensión de producción, poscosecha, calidad, logística, y comercialización colectiva. Lo anterior, permitirá una innovación social en el campo, que contribuya al empalme generacional.

Dato de interés

El proyecto se justifica en la medida en que los productores de café incrementen la generación de valor en su producción orientada a cafés especiales y de alta calidad, así aumentar sus ingresos y, por lo tanto, contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de sus familias.