La Práctica Integral Comunitaria del programa de Fisioterapia de la Universidad Autónoma de Manizales dio varias sugerencias a las madres lactantes.

No permita las visitas de personas que no viven con el niño para conocerlo.

Si los integrantes de la familia con los que convive el niño quieren cargarlo deben lavarse las manos, antes y después de hacerlo.

No suspender la lactancia materna (la leche no trasmite el virus y el efecto protector de la lactancia materna es particularmente fuerte contra las enfermedades infecciosas que se previenen mediante la transferencia directa de anticuerpos).

La madre, antes de amamantar al menor, debe lavarse las manos y limpiar el seno con abundante agua.

Si la madre tiene estado gripal (sin ser el virus) debe usar tapabocas para atender el niño, incluso para amamantarlo.

Si algún familiar tiene estado gripal (sin ser el virus) debe usar tapabocas antes de estar en contacto con el pequeño.

Lávese las manos antes y después de cualquier contacto con el bebé.

Ejercicios de estimulación

Mientras las madres están en su casa cuidando el niño se les recomienda ejercicios específicos de estimulación temprana

Lávese las manos antes y después de cualquier contacto con el bebé.

Antes de realizar el estímulo realice un masaje suavemente en todo su cuerpo, desde el pie hasta la cadera, y desde los brazos al hombro, con los siguientes movimientos: Sobando en la dirección antes indicada, después en forma circular y suave por 3 minutos, con un aceite adecuado.

1. Recuéstalo boca abajo sobre una superficie firme y extiende sus brazos. Llama su atención al frente de él con un objeto brillante o mediante sonidos graciosos o alegres.

2. Recuéstalo boca arriba. Toma suavemente sus brazos y levántale hasta sentarle. Sostenle con firmeza. Luego recuéstale de lado para que se incorpore otra vez.

3. Boca abajo, colocar un rollo de una cobija o almohada debajo del abdomen, apoyado(a) en sus antebrazos en la cama, llamarlo por su nombre y a la vez acaricia su espalda o pasa tus dedos a los lados de su columna vertebral, bajando desde el cuello hacia la cadera, pero nunca en sentido contrario o tocando la columna. La misma actividad anterior, pero con diferentes texturas (estropajo, luego con una espuma y después con algodón).

4. Cárgalo para que sostenga la cabeza.

 

Actividades para brazos y piernas

1. Acostar al niño boca arriba. Coger los brazos con delicadeza, hacer movimientos hacia abajo, arriba y a los lados, luego crúzalos sobre el pecho. Deja el brazo derecho arriba y el izquierdo abajo y viceversa. Alterna la posición de los brazos.

2. Acostado boca arriba, estira y flexiona suavemente sus piernas.

3. En esa misma posición, tomar los brazos y la cadera, moverlo hacia un lado, procurar que su cabeza siga el movimiento del cuerpo, lo mismo hacerlo hacia el otro lado.

4.  Mecerse con el niño cargado, o acostarlo a lo ancho de una hamaca y mécelo suavemente o también pueden acostarlo boca arriba sobre una sábana y mecerlo entre dos personas.

Actividades para apertura de la mano:

1. Para evitar que tenga las manos cerradas mucho tiempo, frótalas con diferentes texturas (estropajo, luego con una espuma y después con algodón) los dedos desde el dedo meñique hasta la muñeca.

2. Con el pulgar y el índice toma uno por uno los dedos del bebé desde su base y desliza hasta la punta, dándole un jaloncito suave al final.

3. Si abre bien la mano, pero no puede sostener un objeto, ayúdale doblando sus dedos alrededor de éste.

4. Coloca una sonaja en su mano y ayúdale a agitarla varias veces para que trate de imitar el movimiento. Cuida que no se golpe.

5. Acostúmbrale a estar boca abajo algunos minutos para que rasgue o arañe las cobijas.

6. Recorre el cuerpo de tu bebé con una toalla, preferentemente sin ropa, friccionando ligeramente y nombrando cada parte de su cuerpo. Haz lo mismo con una brocha o algodón, procurando hacerle cosquillas.

7. Ejercicios para estimular la sensibilidad del rostro: Pon tus pulgares en el centro de la frente del bebé y deslízalos simultáneamente hacia los lados. Haz lo mismo en sus mejillas, colocando tus dedos a los lados de la nariz. Para estimular los labios, haz el mismo movimiento, como si marcaras los bigotes.

Si la madre tiene la COVID-19

Las madres sintomáticas que están amamantando o practicando contacto piel a piel o cuidados madre canguro deben practicar la higiene respiratoria, incluso durante la alimentación como:

  • El uso de una máscara cuando están cerca de un bebé si la madre tiene síntomas respiratorios.
  • Realizar la higiene de las manos antes y después del contacto con el bebé.
  • Limpiar y desinfectar diariamente las superficies con las que la madre sintomática ha estado en contacto.

-Para garantizar que él bebe no se infecte, lo ideal es que separen la madre del niño, durante varios días hasta que la madre este sin síntomas, lo ideal es no suspender la lactancia se recomienda de forma segura extraer la leche manualmente (guantes, tapabocas, y una taza limpia) pero si es con extractor es importante mantenerlo limpio, en un lugar seguro de infecciones.

-La leche extraída debe ser suministrada al niño con la taza o cuchara.