Por motivos personales, la médica Jimena Aristizábal López presentó su renuncia a la Dirección de la Territorial de Salud de Caldas desde este viernes 26 de junio.

El gobernador de Caldas, Luis Carlos Velásquez, resaltó la labor de la exfuncionaria  y expresó que la decisión se debe a que Aristizábal López necesita más tiempo para su familia, teniendo en cuenta que tiene dos hijos pequeños.

Entre los logros de la médica se destacan la calificación de Caldas como segundo mejor departamento en manejo del COVID-19, lo cual incluye la atención con cerca de 175 personas en vigilancia epidemiológica;;  el fortalecimiento de las Unidades de Cuidado intensivo, pasando de 75 a 210 camas, y la dotación de elementos de protección para el personal médico de las diferentes IPS no solo públicas, sino también privadas.

De igual manera,  deja lista para presentación ante el OCAD regional del proyecto de Regalías por cerca de $17 mil millones  que busca dotación hospitalaria, básica y especializada, para mejorar procesos de atención en todas las ESE del departamento. Además, de su mano, se puso en marcha el proyecto de telemedicina y teleasistencia.

En reemplazo de Aristizábal López, la Dirección de la Territorial de Salud la asumirá el también médico y cirujano Carlos Iván Heredia Ferreira.

El nuevo director es especialista en Salud Ocupacional, Desarrollo Gerencial y Seguridad Social. Tiene experiencia como asesor del Ministerio de Trabajo en la Dirección General de Riesgos Laborales, jefe del Departamento de Riesgos Laborales y gerente de la ARL positiva 2008 a febrero de 2020.

Heredia Ferreira hizo parte del equipo multidisciplinario conformado por la Dirección Territorial de Salud para afrontar la crisis sanitaria desencadenada por el coronavirus.