La Unidad para las Víctimas resaltó la tarea de las mujeres afrocolombianas en actividades culturales, matriarcales y de memoria histórica para fortalecer a sus comunidades y reconstruir el tejido social.

A ese respecto, la Directora de Asuntos Étnicos de la Unidad, Luz Patricia Correa, destacó el aporte de las afrocolombianas y lo calificó de vital importancia puesto que en su tradición y cultura, para “estas comunidades es muy importante el reconocimiento de las prácticas de crianza. De cómo las culturas se sostienen a partir de lo que hacen las mujeres, los saberes tradicionales, la medicina, el parto, la transmisión de la cultura oral”.

En ese sentido, afirmó que en el trabajo de la Unidad para las Víctimas “es clara la implementación del enfoque étnico, que parte de reconocer cuáles son las diferencias que hace que nuestra intervención sea diferencial”.

Con respecto a las barreras que enfrentan estas mujeres, racismo y discriminación, especialmente, las mismas redundan en el no reconocimiento de su trabajo y en su sometimiento a las culturas patriarcales y el racismo estructural, explicó la funcionaria.

Acciones de la Unidad

En el Registro Único de Víctimas -con corte al 30 de junio- hay 606.164 mujeres víctimas de la violencia y del universo de víctimas afrocolombianas, negras, raizales y palenqueras, las mujeres son el 53 %; es decir, la mitad de las personas afrodescendientes afectadas son mujeres.

La Unidad viene desarrollando planes específicos en comunidades afro en los departamentos de Cauca, Nariño, Cundinamarca, Chocó, y la subregión de Urabá.

En el contexto de la atención de emergencias humanitarias, durante 2019 se benefició a población afrocolombiana de 20 municipios, en los departamentos de Nariño, Atlántico, Cauca, Bolívar, Chocó y Sucre.

El Grupo de Retornos y Reubicaciones también ha ejecutado acciones para fortalecer el acompañamiento a las comunidades afrocolombianas en la formulación de 73 planes, en 18 municipios de cinco departamentos: Bolívar, Cauca, Chocó, Nariño y Valle del Cauca.

En los procesos de Reparación Colectiva de comunidades negras, afrocolombianas, raizales y palenqueras, doce comunidades llegaron a la protocolización de su PIRC en  Antioquia, Bolívar, Cauca, Cesar, Chocó, Nariño, Valle del Cauca, Córdoba, Magdalena y Putumayo.

Igualmente, se viene avanzando en la ruta con tres sujetos en Antioquia, seis en Bolívar, 15 en el Cauca, seis en el Cesar, nueve en el Chocó, dos en el Magdalena, cuatro en Nariño, cuatro en Sucre y tres en el Valle del Cauca.