La Policía Nacional a través del grupo de protección al medio ambiente y los recursos naturales en coordinación con la Fiscalía General de la Nación y Corpocaldas, logró la recuperación de diferentes especies de aves y mamíferos que se encontraban en cautiverio.   

Después de un arduo trabajo investigativo de más de 4 meses, y gracias a la oportuna información de la comunidad, unidades del grupo de protección ambiental de la Seccional de Investigación Criminal (SIJÍN) lograron recolectar importante material probatorio que permitió ubicar en el barrio el Guamal de Manizales, una vivienda donde permanecían cautivas varias especies de fauna silvestre, logrando que la fiscalía 15 URI de Manizales, expidiera una orden de allanamiento y registró al inmueble por el presunto delito de aprovechamiento ilícito de los recursos naturales renovables.

Durante el operativo las autoridades lograron encontrar más de 20 jaulas dónde permanecían 31 aves de diferentes especies como (tucán, caribeño, mirla, sinsonte, periquitos, turpial, carriquí, azulejos, toches, poco gordo) y 4 mamíferos de la especie “Titi cabeciblanco” (en peligro crítico).

Al parecer estos animales habían sido trasladados desde la vereda Santagueda, del municipio de Palestina, después de que funcionarios de Corpocaldas, intentarán rescatarlos, pero no fue posible, pero el amplio trabajo investigativo y coordinado entre las instituciones y la comunidad permitió ponerlos a salvo.

Es importante resaltar que la Policía adelanta una investigación con el fin de conocer si estos animales estaban siendo comercializados de manera ilegal.

Una vez desarrollado el procedimiento de incautación de fauna silvestre, los especímenes fueron dejadas a disposición de la Corporación Autónoma Regional posteriormente ser trasladada al Centro de atención y valoración de flora y fauna silvestre, en donde recibirán especial atención por parte de especialistas, quienes realizan una valoración específica para determinar el estado de domesticación o las posibilidades de rehabilitación para ser devueltas a su hábitat natural.

Finalmente la policía nacional ratifica su compromiso con la protección del medio ambiente e invita a la comunidad a denunciar la tenencia, comercialización y tráfico de fauna silvestre a las líneas de emergencia 123 o al número del cuadrante más cercano.