La Alcaldía de Manizales autorizó el regreso de los aficionados al estadio Palogrande, a partir del 1° de agosto próximo, con ocasión del encuentro entre el equipo albo y el Millonarios.

El alcalde Carlos Mario Marín Correa dijo que esa decisión está respaldada en la disminución de las cifras de la pandemia en Manizales.

El presidente del Once Caldas, Tulio Mario Castrillón, reveló que el aforo permitido será del 25% , que corresponde a unos 8.500 personas en el estadio.