La Secretaria de Desarrollo Social de Pereira, Nora Oyola Cutiva, adelantó un encuentro interinstitucional con la comunidad Kurmadó de Marsella, para avanzar en la reubicación en un territorio en donde, como un resguardo oficialmente constituido conserven todas  sus costumbres.

La reunión fue orientada por el Programa de Inclusión de las Víctimas, como enlace  municipal entre las diferentes entidades que conforman el Sistema Nacional de Atención y Reparación Integral a las Víctimas – SNARIV.

Dijo que se continúan promoviendo espacios de diálogo y concertación para darle solución a las distintas problemáticas sociales que presentan las víctimas del conflicto armado; específicamente los compromisos adquiridos con la comunidad de  Kurmadó, para apoyar el proceso de asentamiento y reconocimiento como resguardo, garantizando el restablecimiento de sus derechos

​Se trata de 123 familias que conforman la comunidad indígena de Kurmadó, las cuales han venido presentando ante diferentes entidades del orden nacional,  departamental y municipal, la necesidad de obtener un espacio territorial que les permita desarrollarse como organización política y social.

Se iniciaron las labores de activación de ruta humanitaria y se hicieron los enlaces respectivos con la Agencia Nacional de Tierras, obteniendo como resultado la voluntad y el compromiso del ente nacional, para formular las herramientas en cuanto a la adquisición y posterior formalización de los predios previamente ofertados, que culminarán en la reubicación de esta población.

En desarrollo de este propósito, se procederá con la socialización de las herramientas jurídicas, a las que puede acceder la comunidad indígena para presentar debidamente los requisitos que permitan la adjudicación del predio que les será otorgado, una vez surtidos los elementos jurídicos y de adquisición de dicho predio, la comunidad de Kurmadó, podrá asentar sus bases culturales y podrán desarrollarse como pueblo indígena, a fin de ser reconocidos ante la ley como resguardo indígena.

La Alcaldía de Marsella, también ofreció la totalidad de sus esfuerzos para hacer la respectiva gestión en términos de búsqueda de predios que se ajusten a las necesidades de la comunidad de Kurmadó, puesto que también tienen incidencia territorial en el asentamiento de esta población indígena.