Revelan acercamiento entre Timochenko y Mancuso

El exministro Álvaro Leyva Duran, quien hizo la mediación para la conversación telefónica entre los excombatientes, destacó en un comunicado la importancia del diálogo.

En días pasados, quien suscribe este comunicado, sugirió a Rodrigo Londoño Echeverri, conocido por su nombre de guerra como Timoleón Jiménez, máximo excomandante de las FARC-EP, personero suscriptor, antes y ahora, de los Acuerdos de Paz de La Habana, y al  excomandante de las Autodefensas Unidas de Colombia Salvatore Mancuso, que procuraran conversar dado el compromiso de ambos con la paz, con las víctimas y la verdad.

En desarrollo de esa iniciativa, en la mañana de hoy, más precisamente, a las 6:30, se comunicaron, vía telefónica, los mencionados señores Londoño y Mancuso.

A pesar de haber sido cruentos enemigos en la guerra interna, el saludo de los dos excomandantes no solo fue cordial sino particularmente amistoso. Esto permitió que la conversación fuera fácil, fluida y altamente significativa por los temas tratados.

Terminada la comunicación, ambos excomandantes autorizaron poner en conocimiento de la opinión pública lo que consideraron ser lo más importante de su desprevenida interlocución, así:

Los señores Londoño y Mancuso se identificaron al coincidir en la importancia, significado y acatamiento debido al Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición; coincidieron en condenar los intentos de satanización de la JEP, particularmente de la Comisión de la Verdad, de los comisionados mismos y de su director, el sacerdote jesuita Francisco de Roux; estimaron necesario defender la independencia de la Justicia Especial para la Paz.

Coincidieron en que los derechos de las víctimas y la víctimas mismas son el factor central de la paz y del SIVJRNR; convinieron en que es necesario aportar la verdad para satisfacción y justicia de las víctimas y para que el país conozca cabalmente lo ocurrido durante décadas de violencia y conflicto interno, quiénes participaron directa o indirectamente y en qué condiciones, invitando a que las diferencias se respeten y se controviertan con altura.

Por último, los señores Londoño y Mancuso manifestaron su interés en continuar el diálogo iniciado.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.