El gobernador , Víctor Manuel Tamayo Vargas, reveló que en su gobierno se han invertido en educación superior más de $2 mil 500 millones.
 Tamayo Vargas realizó la presentación y entrega de 914 becas en educación superior, que sumadas a las 724 del año pasado, benefician a un total de 1.638  jóvenes de los estratos sociales más bajos del departamento y de las comunidades afros e indígenas.
El programa Risaralda Profesional cuenta con la vinculación de 10 universidades de la región, entre ellas la Universidad Internacional de la Rioja de España, donde hay 24 jóvenes estudiando Contaduría Pública.
El evento se cumplió en el Coliseo de la Julita, ubicado en el Bloque 17 de la Universidad Tecnológica de Pereira, con la presencia de alcaldes, estudiantes y rectores de los centros de educación superior vinculados.
“Como nuestra primera Gobernación, volvimos a hacer Risaralda Profesional que tiene por objeto costear el estudio de muchos jóvenes en el departamento. A cada municipio le entregamos 40 becas donde la Gobernación paga toda la matrícula, los alcaldes el transporte y la universidad la alimentación”, explicó el gobernador de Risaralda, Víctor Manuel Tamayo Vargas.
El mandatario además señaló que, “la escogencia de los estudiantes no la señaló ni el gobernador, ni los alcaldes, los beneficiarios se inscribieron en cada municipio y se eligieron los mejores puntajes”.
El programa no solo beneficia a jóvenes de los 12 municipios no certificados, sino también 7 comunas de estrato uno de Pereira y 4 de Dosquebradas, cada una con 40 cupos.
“De igual manera a la comunidad indígena le entregamos 40 cupos y para los afros una cifra igual”, puntualizó Tamayo Vargas.
De las 914 becas entregadas este año con el apoyo de las alcaldías y los centros de educación superior, 550 son con la Universidad Tecnológica de Pereira para 24 carreras de pregrado, hecho que destacó su rector, Luis Fernando Gaviria.
Son 10 universidades vinculadas al programa: UTP, CIAF, Uniclaretiana, Unisarc, Fundación Universitaria del Área Andina, Universidad del Tolima, Uniminuto, ESAP, Universidad Católica y UNIR.
“Agradecerle al Gobernador y al secretario de educación por haber liderado esta iniciativa y de parte nuestros contentos de hacer esta alianza para generar impacto social en nuestro departamento”, expresó Felipe Baena Botero, rector de la Fundación Universitaria del Área Andina.
Los alcaldes también se mostraron comprometidos en ayudar al desarrollo de Risaralda Profesional. “Es fundamental el programa, donde el Gobernador tiene un gran compromiso con todo el sector educativo. Hay una muy buena oportunidad para el departamento y nosotros como alcaldes también hemos hecho un esfuerzo importante”, dijo Adrián Bedoya Cano, alcalde de Santuario.
El gobernador también se refirió al aporte de más de $500 millones para apoyar el 30% de la matrícula de estudiantes de estrato 2 en la UTP en este primer semestre, y al esfuerzo hecho el año pasado de más de $1.200 millones para apoyar el 40% de la matrícula de más de 4000 estudiantes con los alcaldes.
Así mismo destacó el convenio en 2020 con la Unisarc para beneficiar 310 estudiantes en carreras tecnológicas por seis semestres, llegando a corregimientos como San Antonio del Chamí en Mistrató, y Santa Cecilia en Pueblo Rico.