En Colombia, el Ideam anunció que el huracán pasó a categoría 5, siendo altamente peligroso. En la isla las autoridades cerraron el espacio aéreo y decretaron toque de queda.

Este lunes el huracán se fortaleció en su camino por el Mar Caribe hacia Centroamérica, donde autoridades evacuaron a miles de personas para minimizar los riesgos. La trayectoria afecta a una región devastada recientemente por el paso del ciclón Eta y es cercana a las islas de San Andrés y Providencia.

El Centro Nacional de Huracanes, de Estados Unidos indicó que Iota pasó a la categoría 5 con vientos de hasta 230 kilómetros por hora. Se esperan vientos extremadamente peligrosos y marejada ciclónica amenazante a la vida a lo largo de la costa noreste de Nicaragua y este de Honduras, dijo este lunes el NHC en su último boletín.

El Ideam advirtió que los vientos huracanados se mantenían en la isla de Providencia, mientras que en San Andrés persistía un aviso de tormenta tropical. En el archipiélago y sus cayos Serrana, Serranilla, Roncador y Quitasueño, se esperan tormentas eléctricas y oleaje por encima de lo normal.

La Gobernación de San Andrés y Providencia, decretó toque de queda y restringió cualquier actividad marítima y la Aerocivil determinó el cierre de las operaciones aéreas del aeropuerto Gustavo Rojas Pinilla de San Andrés y del aeropuerto El Embrujo, en Providencia.