La ministra de Educación, María Victoria Angulo, afirmó que serán reparados 557 colegios oficiales que acusan desgaste en aulas, comedores y residencias escolares.

‘La atención de los niños y jóvenes de las zonas rurales es una prioridad para el Gobierno del Presidente Iván Duque, por ello abrimos la convocatoria para que las entidades territoriales postularan sus establecimientos que requieren una intervención de mejoramiento en sus aulas, baterías sanitarias, laboratorios, comedores, cocinas e internados’, aseguró la Ministra Angulo.

Destacó que “iniciamos toda una apuesta jurídica para lograr reactivar las obras que habían tenido problemas en cumplimientos, pero en paralelo, el Presidente le dio prioridad a la infraestructura rural. Y hoy, Presidente, más que nunca esto se hace relevante, porque, obviamente, para protocolos de bioseguridad, para activar las condiciones, pues, también, se suman estas reformas”, dijo la titular de la carteta de Educación durante el programa de televisión ‘Prevención y Acción’.

En la convocatoria hacen parte también el Fondo de Financiamiento para la Infraestructura Educativa (FFIE) y la Financiera de Desarrollo Territorial S.A (Findeter), que se encuentra  en la fase de visitas técnicas a las instituciones educativas oficiales postuladas para acceder a la convocatoria de mejoramientos en colegios de zonas rurales del país.

Entre los criterios para la asignación de las obras se contemplan colegios ubicados en las zonas con mayor Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) y con Mayores Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI), los municipios localizados en las zonas con Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), en las zonas más afectadas por la violencia y en municipios de frontera, entre otros.

La Ministra de Educación indicó que ya se dio inicio a 20 obras en los municipios de Magangué, San Juan Nepomuceno, María La Baja, Cicuco, Córdoba, y Hatillo de Loba, en Bolívar; Salazar, Cúcuta y Cucutilla, en Norte de Santander; Ciudad Bolívar, San Pedro, Urrao y Caicedo, en Antioquia; Guasca, La Calera, y Ubalá en Cundinamarca; y Sotará en Cauca.

‘Con estas obras estaremos llevando, además de bienestar a las sedes educativas, generación de empleos directos e indirectos en las regiones rurales, aportando en la reactivación de la economía y a la adecuación de instalaciones para el regreso a clases en alternancia’, destacó la titular de la Cartera Educativa.