Terminada la investigación acerca de los hechos en los que un taxista resultó herido este viernes en el barrio Alto Caribe, la Secretaría de Gobierno de Manizales, informó que no se trató de una acción que pretendió alterar el orden público de la ciudad, sino que la situación obedece a una lesión personal. Según la versión del afectado trato de suicidarse por asuntos económicos.

Las heridas del conductor no correspondieron a hechos violentos de terceros, sino a situaciones de índole personal que están siendo valoradas y atendidas por los profesionales. El conductor se encuentra fuera de peligro y continúa bajo observación médica.

La Alcaldía de Manizales invita a toda la ciudadanía a acudir a la línea de atención 123, opción 3, para recibir información, apoyo o asesoría que pueda contribuir a la salud mental de todos los manizaleños.

El conductor permanece en observación por lesiones con un arma cortopunzante en sus manos. El suceso fue atendido por uniformados de la Policía Metropolitana de Manizales, quienes trasladaron al hombre a un centro asistencial y, posteriormente, remitido al Hospital Universitario de Caldas.

De acuerdo con las primeras indagaciones policiales, se trataría un intento de suicidio. El hombre se encuentra con vida y es asistido por los galenos.