La Secretaría de Tránsito gestionó el restablecimiento del servicio que presentó fallas originadas por cambios en Certicámara,  entidad que suministra el servicio.

 “Queremos presentar excusas a todos los usuarios por las fallas registradas en los trámites internos, situaciones originadas por un error arbitrario cometido por la entidad que suministra una llave digital para realizar los trámites como matrículas iniciales, traspasos y demás, servicios que ya fueron normalizados”, explicó la secretaria de Tránsito y Movilidad de Dosquebradas, Ángela Jazmín Hidalgo.

Las funcionaria estimó que, por esta circunstancia, se dejaron de percibir $65 millones, al no poder realizar los trámites internos porque Certicámara procedió a revocar el certificado de manera inconsulta.

Uno de los argumentos de Certicámara es que, debido a que la Organización Nacional de Acreditación modificó la vigencia de las firmas digitales y que, por tanto, ellos debían ajustarse a esa nueva reglamentación, desconociéndose incluso el contrato preexistente.

La Secretaría de Tránsito y Movilidad agradeció a la Federación de Cámaras de Comercio, que logró el restablecimiento del servicio para la entidad y salir del impase que ocasionó serias molestias entre los usuarios.

En el años 2019, la Secretaría de Tránsito adquirió un sistema de certificado de firma digital para comunicación con el RUNT, con una vigencia de 3 años, que operaría hasta el 11 de febrero de 2022.