El Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, participó en la conmemoración que se realizó  este miércoles en la sede de la entidad. Guterres se reunió con las directivas del Sistema Integral para la Paz, Luz Marina Monzón, Francisco de Roux y el magistrado Eduardo Cifuentes.

El presidente Iván Duque, los firmantes del Acuerdo Final de Paz, víctimas, las altas cortes y otros representantes de la comunidad internacional participaron en esta ceremonia.

El Sistema Integral para la Paz conmemoró este miércoles el quinto aniversario de la firma del Acuerdo Final de Paz entre el Estado Colombiano y las Farc-EP, que puso fin a más de 50 años de guerra con el extinto grupo armado.

Durante la ceremonia tanto la Jurisdicción como la Comisión de la Verdad (CEV) y la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) entregaron ante el país y la comunidad internacional un balance de su gestión y remarcarán los hitos más importantes desde cuando se encontró una salida negociada para poner fin al conflicto armado con la extinta guerrilla que dejó millones de víctimas.

El Acuerdo Final de Paz es una realidad jurídica, política y ética y el Sistema Integral para la Paz, como parte medular del Acuerdo, ha podido avanzar en sus tareas gracias al apoyo de la comunidad internacional, y de manera especial, gracias al compromiso y respaldo político y técnico de las Naciones Unidas.

El Secretario General António Guterres llegó al país para refrendar este apoyo y ser testigo de cómo se consolida en Colombia el inédito modelo de justicia transicional que hoy es ejemplo para el mundo. Por eso se reunió, con el magistrado Eduardo Cifuentes, presidente de la JEP, con Francisco de Roux, presidente de la CEV y con Luz Marina Monzón, directora de la Unidad de Búsqueda.

La visita de Guterres a Colombia se lleva a cabo el mismo año en que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas anunció por unanimidad que la Misión de Verificación de la ONU apoyará el monitoreo del cumplimiento de las sanciones propias o restaurativas que imponga la JEP a quienes aporten verdad y reconozcan responsabilidad.

En el evento también participaron el expresidente Juan Manuel Santos y Rodrigo Londoño, el último máximo comandante que tuvo las extintas Farc-EP; así como un grupo de víctimas del conflicto, miembros de las altas cortes y representantes del cuerpo diplomático acreditado en Colombia.

El primer ministro de Noruega, Jonas Gahr Støre, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canal; y el expresidente de España Felipe González harán presencia en la conmemoración a través de mensajes grabados en video que serán presentados a los asistentes.

Cuando se cumplen cinco años de la firma del Acuerdo, con la dejación de armas de las extintas Farc-EP, Colombia ha vivido una reducción histórica en los índices de violencia. Sin embargo, evitar que estos hechos persistan en algunas zonas del país es imposible sin la implementación cabal, por parte de las autoridades correspondientes, de los otros componentes claves del Acuerdo Final de Paz, como la reforma rural integral, una apertura democrática plena y la erradicación del narcotráfico.

Hoy, los 9 millones de víctimas que en 50 años dejó el conflicto armado cuentan con un escenario inédito en el que pueden reivindicar sus derechos a la verdad y a la justicia. En estos 5 años del Acuerdo las víctimas han dado testimonio de cuán satisfechas y dignificadas se sienten participando en el Sistema Integral para la Paz. Los comparecientes, por su parte, adquirieron la oportunidad de volver sobre su pasado, reconocer los delitos cometidos y reiniciar su vida lejos de la guerra.