La institución suspendió la formación presencial en todas sus sedes. 25.000 instructores remplazan sus tableros por computadores, laptops o celulares.

La institución suspendió desde la semana anterior la formación presencial en todas sus sedes del  país y se acogió a las medidas anunciadas por el gobierno nacional, con respecto a la emergencia ocasionada por la pandemia del Covid-19.

Por ello , la entida ha asumido el reto de transformar su forma tradicional de enseñar,  de manera presencial , a una formación totalmente digital, a fin de continuar entregando un proceso de aprendizaje de calidad sin afectar, ni exponer el bienestar de los aprendices e instructores.

Para garantizar la ejecución de una formación de calidad,  la Escuela Nacional de Instructores, Rodolfo Martínez Tono puso a disposición de los formadores la plataforma https://sena.territorio.la/

“El mundo enfrenta actualmente una situación especial de salud y la entidad no es ajena a ella, acogiendo las medidas promovidas por todas las entidades competentes.  Por eso nos vemos con la responsabilidad de plantear unas medidas que velen por el bienestar de la familia SENA y el país” manifestó, Carlos Mario Estrada, director general SENA

Al mes de febrero la entidad a nivel nacional cuenta con la labor de 24.972 instructores, quienes unidos se comprometen a utilizar todas las herramientas digitales para continuar cercanos a sus aprendices.

En Risaralda, 480 instructores, entre contratistas y de planta, están cumpliendo la labor de enseñanza utilizando la plataforma virtual Territorium, el sistema virtual de Bibliotecas, el servicio de mensajería de Whatsapp, y en general redes sociales grupales como herramientas tecnológicas que permiten estar en contacto con la formación y recibir las evidencias de los aprendices.