Hasta el 11 de marzo estarán abiertas las inscripciones para que los trabajadores, con habilidades y destrezas en diferentes ocupaciones, puedan certificar sus competencias laborales.

 Con el objetivo de promover la empleabilidad y cualificación de los perfiles laborales de los trabajadores residentes en Colombia, indistintamente de su nacionalidad, el SENA, a través del Sistema Nacional de Formación para el Trabajo, creó la Certificatón, una campaña que inició el año pasado y que en este primer semestre del 2021 oferta 40 mil cupos a nivel nacional para certificar competencias laborales en más de 350 normas, pertenecientes a 52 mesas sectoriales.

En esta ocasión los candidatos podrán certificarse en áreas como: gestión administrativa, procesamiento de alimentos, agua potable, música, construcción e infraestructura, producción pecuaria, turismo, servicios personales, minería y gestión de procesos productivos. A través del aplicativo dsnft.sena.edu.co pueden conocer todas las ofertas vigentes en los centros de formación del SENA en todo el país y aplicar a la de su interés.

Entre los requisitos para acceder a esta convocatoria, la persona debe contar con su documento de identificación, tener mínimo seis meses de experiencia en la norma a la que aplica y contar con un dispositivo para realizar el proceso y de esta manera, tras obtener su certificado, acceder a mejores ofertas laborales, crecer dentro de una organización y mejorar su calidad de vida.

Entre el 2019 y el 2020 más de 340.000 personas certificaron sus competencias, durante el 2020 tras los retos ante la pandemia por Covid-19 el SENA ajustó y adecuó sus herramientas digitales para continuar sirviendo a los colombianos de manera 100% virtual; así el SENA no solo promueve la empleabilidad y apoya al sector productivo, si no que ofrece más oportunidades para los trabajadores.

Laura Cristina Rueda, quien certificó sus competencias laborales en la Certificatón 2020 en la norma Fomentar prácticas seguras y saludables en los ambientes de trabajo, dijo que “con esta experiencia confirmo que el SENA valora mis habilidades y conocimientos, fue un proceso que adelanté desde la comodidad de mi casa, sin exponer a mi familia en esta época de pandemia y sin interrumpir mi tiempo laboral”.

 Es oportuno destacar que en años anteriores se certificaron grupos de artesanos, población con disminución auditiva y visual, indígenas, migrantes, trabajadores independientes y grupos en alianza con el sector productivo, entre otros.