El producto llegó directamente de la vereda El Desquite y, con el apoyo de la Alcaldía de Manizales, se vendió sin intermediarios.

En una hora y media los manizaleños compraron las 7 toneladas de papa que trajeron los campesinos para ser apoyados económicamente.

$4 millones 500 mil vendidos en tan solo hora y media fue el balance de esta iniciativa.

Dos semanas después de que la Administración Municipal visitara la vereda y en una muestra más del compromiso por los productores de la región, la Unidad de Gestión Rural de la Secretaría de Agricultura y la Asociación de Paperos Agromás realizaron este evento en la plazoleta de la Alcaldía de Manizales, tanto para apoyar a los compradores con precios económicos, como a los productores para facilitar sus ventas.

El jefe de esta dependencia municipal, Carlomán Londoño Llano, dio un balance positivo: ”en solo hora y media se vendieron siete toneladas. Fue inesperado que en tan poco tiempo se vendiera toda la papa, por eso el próximo martes 22 de diciembre realizaremos la segunda papatón, en virtud de que muchas personas no alcanzaron”.

El próximo martes, 22 de diciembre, se realizará nuevamente esta papatón, para apoyar a la vereda El Desquite con su producto principal